Seminario de contacto hispano-alemán sobre FP dual Imprimir
Escrito por El Departamento de Formación Profesional   
Martes 15 de Enero de 2013 11:07

logofpSEMINARIO DE CONTACTO HISPANO-ALEMÁN SOBRE FORMACIÓN PROFESIONAL DUAL:

“Work-based learning (and dual education) in VET in Europe: Exchanging ideas, developing projects”

 

BAD NEUENAHR, ALEMANIA 21-23 NOVIEMBRE DE 2012

En noviembre de 2012 ha tenido lugar una interesante actividad acerca de la Formación Profesional dual. Este seminario, al que fue invitado el Departamento de Formación Profesional del CRIF por tener en marcha un proyecto VETPRO para estancias formativas de profesores de FP en países de la UE, se llevó a cabo entre el 21 y el 23 de noviembre en Bad Neuenahr, Alemania, como consecuencia del protocolo de colaboración firmado entre los Ministerios de Educación de Alemania y España para facilitar la implantación del modelo dual de Formación Profesional en España.

 

Participaron en él (además de los representantes de las Agencias Nacionales alemana y española) un total de 28 instituciones españolas de diferentes tipos  y 29 organizaciones alemanas, también de varias procedencias (cámaras de comercio, centros privados de enseñanza, centros municipales o estatales de enseñanza o de orientación, empresas de materiales didácticos, etc.) así como dos representantes finlandeses y uno holandés.

En la primera sesión tuvo lugar una interesante presentación de los sistemas español y alemán de Formación Profesional a cargo de la Coordinadora de Movilidad española, Mª Ángeles Heras, y el Director de la Agencia Alemana, Klaus Fahle. De ambas cabe destacar algunos puntos, que exponemos a continuación:

En lo tocante al sistema español, es importante conocer que el futuro demanda más formación profesional: para 2020, la previsión en el mercado laboral de Europa es de unos 235 millones de puestos de trabajo. De ellos, un 50 % serán de nivel medio (perfiles profesionales equivalentes a ciclos formativos), un 16 % de niveles inferiores y un 34 % de niveles superiores. En los últimos 10 años, los titulados de Grado Medio se han triplicado, mientras los de Bachillerato se han reducido a la mitad, en parte por demografía y en parte por un superior aprecio por la FP frente a otras opciones, debido a varias razones. Sin embargo, en España, la proporción de titulados de FP sigue aún siendo un 38 % menor que la media de la UE.

El sistema español, que conocemos bien, pertenece con pocas excepciones, al modelo basado en el centro educativo, pero es reseñable destacar alguno de sus puntos débiles (distanciamiento entre los sectores productivos y los educativos, necesidad de actualización técnica difícil de mantener) y fuertes (buena flexibilidad frente a las necesidades del alumno entendida como capacidad real de ofrecer diferentes vías de salida tanto hacia el mundo laboral como a la continuación de formación).

El sistema alemán está estructurado  en dos modelos de FP diferentes: el basado en el centro educativo, muy similar al nuestro,  y el dual, de amplia tradición en varios países centroeuropeos (Alemania, Austria, Dinamarca, Holanda). Los alumnos (ver el esquema, algo complejo, debajo), tras la Gründschule (hasta los 12 años) pasan a tres vías diferentes de formación: Hauptschule (4-5 años, dirigida exclusivamente hacia formación dual de baja cualificación), Realschule, orientada hacia FP, y Gymnasium, con dos períodos, 12-16 y 17-18, orientada fundamentalmente a la Universidad. Hay una presencia cada vez mayor, por razones de las que luego se hablará, de un nuevo modelo llamado Gesamtschule, o escuela integrada, sin una orientación específica hacia FP o Bachillerato.

esquema_alemania

Una vez terminada la Realschule, el alumno que desea acceder a enseñanzas de FP tiene dos vías: o bien ingresa en una Institución de FP de modelo escolar (pueden ser privadas, públicas o de instituciones sin ánimo de lucro que son subvencionadas con fondos públicos) o bien, intenta ser admitido por la empresa en una de las muchas escuelas de FP dual que las empresas, Cámaras de Comercio, Asociaciones sectoriales, agrupaciones patronales, etc. mantienen. Allí realiza un aprendizaje basado en el trabajo de una duración de al menos tres años (punto importante, como veremos), tras el que puede acceder al mundo laboral con su titulo. El título también faculta para entrar en las llamadas Fachoberschule y, a través de estas y de las llamadas FOS13, gestionadas normalmente por instituciones universitarias y en algún caso por empresas, a las Fachhochschule y Kunsthochschule (sería el equivalente aproximado de una Escuela Técnica Superior) y obtener una titulación similar a la de una ingeniería, aunque de un grado menor que la que se obtiene por la vía universitaria. (Una gran parte de los titulados de ingeniería alemanes lo son por esta vía).

La FP alemana está regulada por una Ley Federal de FP. Cada land (estado federado)  tiene competencias en materia de currículos. En cuanto al modelo dual, hay una responsabilidad compartida entre los estados y el sector empresarial; ello implica que no se puede imponer desde la administración educativa un modelo (se insistió mucho en este punto). Otros puntos importantes específicos del sistema dual son:

-          No se requiere una cualificación formal para el acceso

-          No se financia directamente a las empresas, aunque hay algunos apoyos indirectos (los  incentivos fiscales, por sí mismos, no compensan el coste de la FP dual).

-          Alemania cuenta en este momento con 460.000 empresas que tienen FP dual, de ellas 250.000 con 10 o menos empleados.

-          La mayoría de los “trainers” (el profesor de la empresa) trabajan en su puesto de trabajo habitual y lo son a tiempo parcial sin cobrar por ello, siendo esta tarea parte de su trabajo y un elemento muy apreciado de prestigio.

-          Los trainers necesitan tener una determinada cualificación, que es totalmente diferente de la de los “teachers” (el profesor del centro educativo) y tienen para ello que acreditar haber recibido una formación específica (un curso de 100 horas, cuyos contenidos están regulados por reglamentación federal, sobre materias relativas a legislación educativa, habilidades pedagógicas, etc.) Son las Cámaras de Comercio las que examinan y acreditan a los trainers.

Las empresas emplean sus recursos en la FP dual porque:

-          Su orientación a las necesidades específicas de la empresa (75 % de los contenidos obligatorios y  25 % a medida). Los aprendices están así siendo entrenados en la cultura de trabajo específica de esa empresa.

-          A través de las Cámaras de Comercio e Industria y de las asociaciones patronales y sectoriales, se les permite intervenir en la definición de perfiles.

-          Importante ahorro en selección de personal y trabajadores mejor ajustados a la cultura de la empresa. (60 % de los aprendices se quedan en la empresa.)

-          Al tener una duración de  3-3½ años, la empresa rentabilizará durante el último año o año y medio la inversión realizada en formación, (tienen un salario que es algo menos de la mitad del habitual). Se insistió mucho en que,  con una duración menor, a la mayoría de las empresas no le sería rentable.

 

La FP dual resulta atractiva en Alemania para los jóvenes por una amplia variedad de razones:

-          Sistema de transición suave entre la formación y el mundo laboral.

-          El aprendizaje supone un salario, seguridad social, sanidad, etc. (se trata de un contrato laboral en regla.)

-          Muy buena imagen social del profesional de FP: no es solamente para los malos expedientes, sino que incluye a muchos buenos expedientes académicos.

-          No es un callejón sin salida en la carrera profesional: está conectado con posibilidades reales de promoción académica, sobre todo en Escuelas Técnicas Superiores.

También es atractiva para los sindicatos porque:

-          Introduce en el mercado de trabajo a trabajadores de alta cualificación, más allá de la cualificación puramente académica.

-          Las regulaciones de cualificación profesional, currículos correspondientes, etc. se hacen por consenso y establecen estándares de aplicación nacional. Los representantes sindicales en cada empresa se involucran en el proceso.

En el sistema dual es absolutamente necesaria la implicación activa de muchos sectores, como puede verse:  empresas , agentes sociales como sindicatos, patronales y asociaciones sectoriales, Cámaras de Comercio e Industria (IHK), cuyo papel es importantísimo, en control de calidad de los trabajadores y acreditación de trainers , Servicios de Empleo, regionales o municipales,  y , por último, el BiBB (Bundesinstittut für BerufBildung, Instituto Federal de FP)

Sin embargo, especialmente en los últimos tiempos, el sistema dual se enfrenta a una serie de problemas de los que el propio BiBB es consciente, y se están poniendo en marcha medidas tanto a nivel federal como en la parte correspondiente a cada estado federado para tratar de superar estas dificultades. Entre los problemas que se presentan están:

-          Proceso “dirigido por la oferta”. Las plazas educativas en oferta son las que determina el proceso productivo: en el momento actual de crisis  hay una menor oferta de plazas de formación.

-          Cierto desajuste entre oferta y demanda de plazas tanto a nivel regional como sectorial.

-          Carencias de formación básica en cierto número de alumnos al acceso.[1].

-          El sistema requiere cooperación entre partes, provoca a veces fricciones por intereses contrapuestos.

-          Menos alumnos por demografía: determinadas propuestas formativas no son fácilmente sostenibles.

-          Cierta falta de permeabilidad entre la FP y la Universidad en algunos sectores.[2]

-          La internacionalización de la oferta laboral plantea problemas referentes a estandarización de la formación y de los requerimientos profesionales.

Durante los dos siguientes días, el seminario se dedicó, aparte de algunas exposiciones de buenas prácticas en proyectos europeos y de una interesante conferencia-coloquio sobre una herramienta de detección precoz de los problemas de adaptación en los alumnos  de FP dual, para evitar el abandono escolar, a sesiones en grupo pequeño y en plenario para búsqueda de socios para puesta en marcha de proyectos europeos en función de los intereses de cada uno. El CRIF estudia la posibilidad de dos proyectos relativos a movilidad de profesores y al estudio comparativo sobre la formación de los trainers/profesores. Para ello hemos contactado directamente con cinco de los posibles socios, (Bildungsverbund Haustechnik SA-e.V. de Magdeburgo,  Bildungs-Werkstatt Chemnitz gGmbH,  IHK-Projektgesellschaft  en Frankfurt-Oder,  European Service Office for Central Thuringia en Erfurt y Diakonie Deutschland Evangelischer Bundesverband, con sede en Bélgica) y ya hemos empezado negociaciones con uno de ellos (Bildungs-Werkstatt , de Chemnitz) para el proyecto VETPRO que ya está en marcha este año

Poseemos también una interesante lista de contactos (ver debajo) en entidades que buscan socios en el ámbito de los proyectos europeos de colaboración,  que ponemos a disposición de los profesores que estén interesados, en la Base de Datos de movilidad que se encuentra en la Biblioteca Virtual de FP, en la actividad denominada DFP - Movilidad europea en Formación Profesional en la dirección http://aulavirtual2.educa.madrid.org/course/view.php?id=10686

Participantes en el seminario

 


[1] En conversaciones posteriores, los agentes locales y regionales explicaron que los alumnos procedentes de la llamada Hauptschule, que generalmente sí son los de expediente escolar menos brillante, con riesgo de abandono escolar, y que suelen proceder de medios sociales con menor grado de integración, (alta proporción de  inmigrantes, por ejemplo) tienen problemas para acceder a la oferta educativa de FP dual, y, al ser (en la práctica) una vía cerrada, sin acceso a promoción formativa, acaban formando colectivos de difícil integración en el sistema productivo. Algunos estados se plantean su sustitución por otros sistemas, y en muchos se está empezando a poner en marcha el modelo integrado (las  llamadas Gesamtschule), que antes era casi experimental, en un porcentaje cada vez mayor de la población.

[2] Existe una buena continuidad entre las Realschule y las ya citadas Fachoberschule y FachHoshschule, pero hay una ausencia de correspondencia en otros sectores productivos debido a que tradicionalmente se ha mantenido una separación temprana entre los alumnos destinados a la Universidad y los que van a FP , de modo que los alumnos tienen, en términos reales, muy complicado el acceso a la Universidad y el reconocimiento de sus capacidades profesionales por ésta en la casi totalidad de los casos.